Amor de Maje

Ayer domingo una amiga y yo decidimos hacernos las guays (bueno, ya lo somos pero a veces necesitamos autodemostrárnoslo) y regalarnos un pedazo desayuno tardío en Le Pain Quotidien de Fuencarral. Hasta ahí… Sigue leyendo