Gracias, Rafa Nadal

Lo de ayer fue un partido épico, pero no el más épico que el tenis me ha hecho vivir. El tenis, ese deporte que de pequeña consideraba aburrido e inexplicable (¿de 15 se pasa a 30, de 30 a 40, y si empatan se vuelve a bajar a 30? incomprensible) lleva años haciéndome sentir (gritar,…