El amor en forma de vestido de H&M para la alfombra roja

Hoy, día de San Valentín y blablabla, yo declaro mi amor profundo por la elección de Michelle Williams en la alfombra roja de los Bafta. ¡Olé ahí! Lección magistral de cómo se puede lucir estupenda con un vestido de H&M en un gran evento.

Supongo que ese vestido será, desde hoy, imposible de conseguir pero ya no es el vestido en sí sino el hecho de atreverse a ponérselo y situarse, además, entre las mejor vestidas (aunque eso en esa gala no parece muy complicado porque, como ya vimos el año pasado, al coincidir en noche con los Grammy se ve que buscan competir en monstruosidades, pero para eso visitar las galerías de S Moda que molan mogollón, que yo no tengo ni tiempo ni ganas este año de provocaros ganas de arrancaros los ojos). Pero no le quitemos mérito… iba GUAPÉRRIMA. Además, fue listísima, porque en ese tipo de eventos, al contrario de lo que nos pasa a nosotras, llevar un H&M te asegura no repetir con ninguna otra invitada ;)

¿Y qué me decís del clutch? Llevamos varias temporadas atisbando bolsos en forma de libros míticos y no entiendo porque aún no hemos visto ninguna opción parecida en las tiendas low-cost (¡Amancio óyenos!). Desde aquí pido un clutch asequible del tercer libro de Harry Potter (¡toma frikada!).

¿Qué os parece el look?

Y tras mi delirio de hoy, os deseo que paséis este día de pastelosidades forzadas patrocinadas por El Corte Inglés lo mejor posible y acompañados (aunque sea de un bote gigante de Nutella).

About these ads