Espejos y laberintos

Mi familia siempre se ha burlado de mí porque desde muy pequeña, cuando veo un espejo no puedo evitar mirarme en él. Llamadme ególatra… pero es así. Por ello, uno de mis sueños siempre ha sido visitar la famosísima galería de los espejos del Palacio de Versalles, y espero estar cumpliéndolo a estas horas, aunque supongo que no podré bailar por ello en solitario y a mis anchas. Eso sí, espero que nadie me impida perderme un poco por sus jardines, aunque con respeto a los laberintos, que Alicia en el País de las Maravillas siempre me dio miedo ;).

Anuncios

¿Te animas a comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s