CH: icono de elegancia

Ayer, cuando estaba a punto de coger el tren Alicante-Valencia, vi en el quiosco de la estación la portada de la nueva Vanity Fair y no lo dudé ni un segundo. Y eso que tengo un libro a medias que engancha y mucho (El vals lento de las tortugas, segunda parte de Los ojos amarillos de los cocodrilos, por si a alguien le interesa).

Pero Carolina es mucha Carolina. Y, si yo siempre he sido de las que sueña con enfundarse algún día uno de sus espectaculares vestidos para una hipotética alfrombra roja en la que yo sería el centro de atención de todas las miradas y flashes fotográficos, desde que hace unos años empecé a leer las entrevistas que concedía a los medios, soy más fan aún (de hecho, aún tengo guardada la de Vogue de septiembre de 2010). Frases como “la elegancia es simplicidad”, “se puede ser la más elegante con un armario lleno de camisas blancas, faldas de tubo y stilettos”, “el pelo largo después de los cuarenta y cinco no sirve, las minifaldas no favorecen y el exceso de maquillaje te hace parecer mayor” se grabaron en mi cabeza y se convirtieron en auténticos mandamientos.

Y en esta entrevista que comparte con su hija, además, nos enseña parte de su inmensa casa del famosísimo Upper East Side neoyorquino, la cual, según dicen, siempre está abierta a todos (¿cuándo vamos?). Y, yo en esta época de excesos, mezclas alocadas y estampados a tutpilén, me quedo con su lapidaria sentencia: “antes de salir a la calle, una mujer debe mirarse al espejo, editar su aspecto y deshacerse de cualquier accesorio que esté de más”. Para que luego insinúen que la elegancia tiene fecha de caducidad. Miradla. Y tiene ya 72 años. ¿Quién más firma?

Y ya que estamos, dejo por aquí que me apetece y mucho su nueva colonia L’eau, con ese aroma tan fresco y floreado y ese anuncio tan happy :), pues pienso que es el relevo perfecto para mi perfume de invierno, la del frasco rojo de piel (sí, la del anuncio del vestido preciosísimo). También se acepta algún bolso (el modelo Audrey, cómo no, con su lazo, es mi devoción), complementos o lo que queráis. Sabéis que los regalos son mi debilidad ;).

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Morita dice:

    Yo de mayor quiero ser como Carolina. La elegancia de esta mujer es innegable.
    ¿cuando vamos a verla?

    PD: el nombre de Carolina ya desborda elegancia de por si….

    1. Nuria dice:

      suscribo todo menos lo de que las minifaldas no favorecen.. esta no me ha visto a mí! jajajaja
      pd. cómo me encanta el anuncio del ramo de flores, siempre me quedo mirándolo media hora!

  2. Shoptimista dice:

    Me gusta mucho su estilo. Es una mujer elegante, de las de siempre, de la vieja escuela….derrocha clase y saber estar….simplemente de 10.

    Un saludo!

¿Te animas a comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s