Submarino de Champions

Anoche fue una gran noche. La remontada estaba en la mente de todos y no cabía otra opción. El Villarreal era mejor, eso estaba claro. Pero faltaba definirlo con goles. Y cuando se trata de gol, hace falta un Giuseppe Rossi. Qué grande. Me sonrió, y babeé, como siempre.

Disfruté como una enana. Tanto del partido como de la previa, de ver cómo se preparaba el Desafío Champions desde dentro, de no ser capaz de contar cuánta gente está implicada y cuál es exactamente la función de cada uno. De tratar en vano de dar abasto a todo lo que pasaba delante de mí y todo lo que podía oir a mi alrededor. Un lujazo. ¿Lo peor? Llevarme la cámara con los objetivos y no llevarme la tarjeta de memoria. Así soy yo. Pero siempre quedan las de EFE.

El partido lo viví intensamente. Me gusta el juego del Villarreal desde hace mucho (no sé a cuál me recuerda… :P) y me pusé casi igual de nerviosa que con el Barça cuando, después de aplaudir tanto toque y tanto ingenio (Borja, eres el amo, lástima tu expulsión), me sale mi vena que grita: Tira p’alantee ¿no? (sí, en plan APM de TV3). Pero al final tiraron “p’alante” y “pa dentro” y están en Champions. Se lo merecen. ¿El deseo? Que lleguen a lo más alto que puedan (hasta que se encuentren con el Barça, claro).

La il·lusió de tot un poooble, industrial i llauradoooor….

Anuncios

¿Te animas a comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s