Breaking Dawn: Part 1 (Amanecer: Parte 1)

Sí, veo Crepúsculo. Ya podéis rajar de mí todo lo que queráis, aunque sé perfectamente que no soy la única, ni mucho menos. Los críticos les pueden poner puntos negativos (de hecho, si yo fuera crítica, seguramente también se los pondría), pero a mí me entretiene, y eso es lo importante.

Ya me pasó con los libros que devoré en tiempo récord mientras iba pensando cosas del estilo: “por favor cómo puede engancharme así si es ridículo”, “espero que la mala redacción sea por una mala traducción, o no…” o “frases de este tipo son dignas de una choni en su muro de Tuenti”.

Pero me engancharon y, no lo vayamos a negar, hasta me gustaron. Aunque he de reconocer que soy bastante fácil: dame ñoñerías y enredos amorosos y me lo trago sin problemas con una sonrisa estúpida en la cara, a pesar de que en ocasiones se convirtiera en una risa insostenible ante declaraciones del nivel de “eres hermoso” (la cual, por cierto, se explota especialmente en las películas).

Pues eso, que ayer vi la primera parte de la cuarta y me lo pasé bien, y eso que la censura de la parte erótica del libro es considerable, pero era de esperar. Si lo pensamos se trata de una historia mística en la que no hacen el amor hasta el matrimonio y en la que la chica es antiabortista a pesar de ser consciente de que lo que lleva dentro puede ser un monstruo.

La iglesia puede estar contenta, aunque no sé yo si estarán muy de acuerdo con el rollito de que los seres diabólicos puedan ser buenos. Tan buenos y tan perfectos que el ser vampiro comporta ir siempre perfectamente arreglado y maquillado aunque estés en plena batalla o acabes de parir una pequeña híbrida.

En fin, que ya están tardando en sacar la segunda parte y, cuando lo hagan, yo volveré a remirar todas las pelis tan feliz, viendo a tíos buenos y sensibles a tutiplén (vampiros, hombres lobo o lo que se tercie) que nos digan que el amor eterno es posible y está por encima de todas las cosas. Llamadme tonta pero a nadie le amarga un dulce y a vosotras también os gustaría poner un Edward Cullen en vuestra vida -con sus Wayfarer, a ser posible-, especialmente en una tarde de domingo lluviosa.

Reconocedlo, ¿os gusta Crepúsculo?

PD. muero por los zapatos de novia de Bella Swan.

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Jessi dice:

    Me gusta!
    Jo vull la segona part però ja! qué ganes, i això que també he llegit el llibre i se que pasarà..

    1. la vi ayer y solo puedo decir que es un PELICULÓN. a pesar de que la escena cama y el parto, están un poco censuradas respecto al libro, es la primera versión cinematográfica adaptada de una novela que cumple mis expectativas. y Edward Cullen… qué decir.. daría lo que fuera, incluso mi mortalidad, por ser su esposa.. jajajaja

  2. teresa dice:

    A mi me gustaron mucho más los libros que las peliculas pq el actor no me gusta…creo que lo hace muy mal…pero aun asi las veo y veré esta nueva!

    besos

    http://www.delunaresynaranjas.com/

  3. sandivina dice:

    Tranquila, aunque me siento igual de ¨patética¨ que tu con mis 35 años y enganchadísima a estas películas que nos quiten lo ¨bailao¨ lo que disfruto viéndolas es increíble jajajja

¿Te animas a comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s