Sombreromanía

Por culpa de mi querida madre (eso es así), tengo una pequeña obsesión con los complementos, especialmente con los sombreros. También con las gafas de sol, los bolsos, las bufandas y los guantes (alguna vez nos hemos puesto a contar lo que tenemos entre las dos y da hasta vergüencilla reconocerlo, pero nunca son suficientes)….

¡Ya es mío!

Desde que vi por primera vez el anuncio un día tumbada en la playa todavía en bikini supe que lo quería. Y más por ese precio (29’90 euros). Igual yo no soy Kate Moss, pero me siento un pelín diva con él puesto. Llevaba un par de semanas entrando a Mango y aún no estaba,…

NO compréis estos pantalones de BERSHKA

Lo sé, cometí un error. Yo no suelo entrar en Bershka. Ni suelo encontrar nada que me guste ni soy capaz de soportar demasiados minutos la horrible música que suena a todo volumen y por la cual mi padre considera que deberían pagar un plus a todos los empleados. Pero, hace unas semanas, en uno…