Alfombra roja de los Oscars 2018

¿Los Oscars son cada vez más tristes o me lo parece a mí? Menos mal que ya no me quedo despierta a propósito porque, aunque llevo contando en este blog lo mejor y lo peor de la alfombra roja desde 2011, la verdad es que generalmente podría resumirse en un gran: “nada nuevo bajo el teatro Kodak”.

Respecto al aspecto cinematográfico, aunque La forma del agua me gustó bastante, no la veo para tanto. Dunkerque me pareció mucho más peliculón pero, como es de Nolan, parece que nunca le darán nada más que los típicos de efectos especiales y sonido. Y tengo pendiente Lady Bird que me han dicho que es genial pero, claro, seguramente tiene a demasiadas mujeres detrás como para premiarla así como así.

Y, en cuanto a modelitos, al menos esta vez hubo variedad de colorido y muchas actrices elegantes sobre la alfombra roja de los Oscar 2018 aunque, como siempre, hubo grandes horrores sobre una red carpet demasiado acostumbrada a ellos. Así que, vamos allá. Para no variar, empezamos por lo bueno.

DAME UN LAZO (Y MÁS ROSA) Y LO DEJO TODO. Enamoradísima me tiene el Calvin Klein de Saoirse Ronan, la actriz de Lady Bird. BRAVO.
Emily Blunt estaba espectacular con este diseño de Elsa Schiaparelli que, aunque me recordaba a uno que lució Cate Blanchett hace unos años, sigue pareciéndome preciosísimo.
El amarillo esta vez no le trajo suerte a Greta Gerwig con su película Lady Bird, pero el vestidazo de Rodarte es para ponerse en pie y aplaudirla muy fuerte.
También me parece preciosísimo el vestido rojo -siempre he dicho que es un color que favorece mucho- con capa vaporosa que lucía Sophia Carson.
Zoey Deutch se apuntó varios tantos al apostar por este Elie Saab que, además de bonito y diferente, es totalmente sostenible y forma parte del proyecto Red Carpet Green Dress.
Nicole Kidman dejó con la boca abierta a más de uno con este vestido estructurado en azulón firmado por Armani Privé.
Otra de mis favoritas fue la actriz Leslie Bibb, pareja del ganador Sam Rockwell. con un espectacular diseño de J Mendel que le sentaba como un guante.
El look de Paz Vega no me ha gustado demasiado a primera vista pero cada vez que lo veo me gusta más y aplaudo mucho el lucir algo totalmente novedoso, mezclando flores y cuadros sin renunciar a la elegancia ni caer en llevar algo estrafalario.
A Emma Stone la amaré siempre, y más si se planta pantalón (como ya ha hecho en más de una ocasión) y abanderando el feminismo, aunque este conjunto de Louis Vuitton no sea mi favorito, sigue estando (y siendo) guapérrima.
A Garbiñe Murguza hay que aplaudirla mucho por saber representarnos tan bien con este elegante pero original diseño de Hanníbal Laguna con el que estaba muy guapa.
El de Ashley Judd es un look clásico pero infalible, y el color le favorece muchísimo.
Grandísima también Allison Janey, ganadora del OScar a mejor actriz, con un Reem Acra rojo hecho para triunfar.
Hellen Mirren suele demostrar que se puede ir elegantísima y guapa a cualquier edad. Gracias.
Y lo mismo pasa con Jane Fonda -que lo está petando con Grace y Frankie en Netflix-.
Y para cerrar la trilogía de cómo estar bella a cualquier edad tenemos a la señora de González Iñarritu. Aplausos para ella.
El de Samara Weaving de primeras me gustó muchísimo pero luego imaginé a una persona con un cuerpo medianamente normal y casi me pongo a llorar. Aunque ella está espectacular, hay que reconocerlo.
Así sí, queridísima Octavia Spencer. Esta vez estabas guapísima con un diseño que te favorece y mucho.
Nadie puede negar la bonitez del Armani de Allison Williams pero está como muy visto ya y aburre bastante.
Muchas listas ponen a Margot Robbie, de Chanel, como una de las mejor vestidas de la noche, pero a mí, entre el color blanco que ya aburre y esas mangas rarunas, no me entusiasma demasiado.
El vestido de Erin Lim me parece bonito pero creo que habría triunfado más en otro color que no fuese el blanco, ¿no creéis?
Alguien que me sorprendió gratamente fue Elisabeth Moss -de El cuento de la Criada-, con un look de Dior que, aunque es algo soso y típico, le queda muy bien.
El Calvin Klein con lazo en una manga de Laura Dernn también me gusta mucho pero, como ya habréis podido deducir, estoy muy harta del blanco y sus sucedáneos. En cualquier otro color habría escalado posiciones.
El Vionnet de Phoebe Waller-Bridge, además de ganarme por los lunares, también me parece algo distinto y destacable, aunque no sea yo muy amiga de esas mangas.
Jennifer Gardner sí que apostó por el color pero con una forma que, aunque no me disgusta, ya hemos visto demasiadas veces.
Aunque Zendaya me encanta (y El gran showman me pareció un peliculón), no entiendo que siempre luzca el moñete horroroso y esa manga asimétrica está demasiado demodé.
Camila Alves, acompañando a su guapísimo Mateo, tuvo ganas de ser una novia algo rococó con falda tipo cupcake.
Y Taraji P Henson quiso ir de sexy -que eso está muy bien- pero se le fue un poco de las manos. Y con otras mangas incomprensibles que no sé qué pintan.
Gal Galdot -aka Superwoman- empieza la sección brillibrilli con un diseño de Givenchy que aunque me parece muy bonito pese a necesitar gafas de sol para mirarlo, yo jamás me habría puesto con ese collar.
Sally Hawkins, protagonista de La forma del agua, no iba fea pero tampoco guapa. Es de estos looks que tienen cosas muy buenas (las lentejuelas al pie de la falda), cosas que ni fú ni fa (el corte algo cortinero) y cosas horribles (ese “peinado”, por llamarlo de alguna manera).
Jennifer Lawrence se puso rizos de leona y un vestido algo choni para cambiar de look respecto a los últimos años. Para mi gusto, no acertó.
Una de las grandes decepciones fue Lupita Nyong’o, que fue mi favorita de hace unos años con un Prada inolvidable y que ayer se disfrazó de Cleopatra con tela choni del chino de la esquina, aunque lo firme Versace.
Y Sandra Bullock parece haberse quedado en los años 90 con sus brillos chonis, su cuello halter, su raya al medio y su sonrisa falsa.
Este vestido, aunque posiblemente le encantaría a La vecina Rubia, por eso de que “si es rosa y brilla lo quiero”, cumple todos los requisitos para ir directo a la hoguera.
Y esta fue otra chonaza de libro, arrejustada de más, enseñando tetas y carnaza al aire… vamos, lo típico.
Lo que parece una choni fanática del Atlético de Madrid se coló gritando en la alfombra roja tras la derrota contra el Barça. Es la única explicación.
Esta no tuvo bastante con coger una cortina de cualquier salón de té inglés hortera que decidió tumbarse en el suelo para lucirla más.
¿Y qué me decís de este innecesario homenaje a los años 80 con ese pelufo? ¿Por qué?
Soy un pavo real que me creo que voy guapísima pero en realidad voy horrorosa.
Esta señora por lo visto llevó el mismo vestido que hace tropecientas ediciones. Conclusión: fue horrorosa en ambas, pero a ella se la ve feliz.
Vale que sea una señora mayor con pocas ganas de arreglarse para los Oscars y que opte por pantalón negro y camisa blanca pero lo de esa chaqueta tipo desigual era totalmente innecesario.
Que alguien me explique este traje que combina lo que parece charol (o peor, papel pinocho) con transparencias horrorosas y forma incomprensible. WTF.
Esta chica decidió disfrazarse de acompañante frustrada de cualquier mago de tres al cuarto. Qué horror.
Whoopi Goldberg nunca defrauda y siempre aparece en la lista de las peor vestidas. Su tendencia por los vestidos cortineros ya es mundialmente conocida, y este no es ni de los peores que ha lucido.
La directora francesa Agnès Varda decidió ponerse mucho color (y flores, y rayas, y de todo) y renunciar a los tacones por unas zapatillas clásicas (en eso la aplaudo, la verdad).
Y, para finalizar, la palma se la lleva Salma Hayek con este vestido tan dañino para la vista, no solo por horroroso sino por excesivamente brillante, mezclando lo que parecen terciopelo y lentejuelas, con esas hombreras con chorreras que actúan a la vez de collar. Difícil hacerlo peor.

Y, por si aún tenéis ganas de más, os dejo aquí los posts de años anteriores:

 

 

 

Anuncios

¿Te animas a comentar algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s